Coro Voces de la Montaña de Neltume participó en encuentro coral en Santiago y Valparaíso

Coro Voces de la Montaña de Neltume participó en encuentro coral en Santiago y Valparaíso

by , 15/12/2015

El Coro Voces de la Montaña de Neltume participó este 5 y 6 de diciembre -gracias al patrocinio de Fundación Huilo Huilo- en el Encuentro Coral Cantagente. Las presentaciones se realizaron en la Casa de la Cultura CASAPLAN, en Valparaíso y en la casa de Fundación Huilo Huilo, en Santiago.

Además del Coro Voces de la Montaña de Neltume, también participaron del encuentro el Coro de Niños Cantores de Viña y el Coro Que Chorus, de Santiago.

Juan Carlos Pérez, director artístico de Fundación Huilo Huilo y director del Coro Voces de la Montaña de Neltume nos contó su experiencia:

  Viajar, compartir, cantar, hacerse parte, crecer y más y más.

Es difícil resumir una experiencia como la que los Coros Voces de la Montaña de Neltume , el Coro de Niños Cantores De Viña Del  Mar y el Coro Que Chorus de Santiago vivieron este 5 y 6 de diciembre.

IMG_0913

               El viernes 4, en la tardecita los Neltuminos se fueron encaminando al camino internacional que atraviesa Huilo Huilo, otra vez a la aventura, recordando  quizás la experiencia del año pasado cuando visitaron Bariloche. Ahora el destino sería doble: Valparaíso y Santiago.

               Muy temprano nos encontramos en el terminal de buses de Santiago, los anfitriones cariñosos del Que Chorus Marcia y Cristián ya estaban allí sonrientes y dispuestos. Primero vendría la recepción en las casas asignadas, los desayunos, los abrazos con los amigos o recién conocidos compañeros en el canto.

                A las 11 nos embarcamos al puerto a Pancho.  Al llegar almuerzo y reconocimiento del lugar, el precioso centro cultural Casaplan, una antigua casona recién restaurada que nos acogió gracias a la extraordinaria disposición de Antonia Jarpa. Para nuestros queridos Neltuminos el paseo por el Puerto y ascensores fué una gran experiencia, por su colorido,arquitectura y gente.

unnamed (1)

              Cantamos a las 19 horas como estaba previsto, bueno como a las 19.15. Emocionante. Cantaron primero los niños que se preparan para ingresar al coro de niños cantores de viña. Con alegría y belleza, con simple elegancia de bellos niños sanos y preciosos. Me gustaría ponerle más adjetivos, todavía los oigo, los oímos y nos alegran y alegrarán. Después todos los demás, distintos, preciosos también, digo valiosos, únicos, haciéndose más humanos,si es que se puede.

IMG_0149

               Voces de la Montaña, Coro de niños Cantores y Que Chorus, brindándonos el fruto de su esfuerzo, su alegría de cantar, comunicándonos eso tan esencial que va mucho más allá de las palabras,que nos hace percibir al mundo a la gente, en su honda esencia e historia. Eso que nos impulsa a vivir, soñar y compartir.

                Luego en el bus de nuevo la magia de Valparaíso y sus cerros iluminados que nos despedían titilando.

Captura de pantalla completa 15-12-2015 165817.bmp

                La noche pasó volando, soñando?, girando con su carrusel de estrellas, al alero de los amigos se acunaron los de la montaña,creando confianzas nuevas, practicando antiguos ritos de pan y mantequilla, de tecitos, sonrisas y futuras añoranzas.

                No nos dimos ni cuenta y estábamos todos vocalizando en la casa de la Fundación, por allá en Manquehue Norte entre árboles y pájaros, que también los hay en Santiago. De nuevo un lindo público, como en Valparaíso, para subirnos al carrusel de la música, descubrir esos ancestrales sentimientos y cantar con todos y no sólo por cantar o por tener buena voz, sino por esa humana condición, quizás apresurada en la capital, hecha de ajetreos y demáses, pero nunca perdida, nunca tan necesaria como aquí y ahora.

IMG_0179

               Ivonne Reifchsneider, presidente de la Fundación Huilo Huilo nos acompañó y Carmen Fuentes nos apañó, nos despedimos de los viñamarinos y luego almorzamos juntos los Neltuminos y Santiaguinos, en casa de Anita Romero, encaramados a la Cordillera por Peñalolen arriba, hasta que llegó la hora de partir, para variar cantando y conversando, más amigos que antes, soñando futuros encuentros, con nuevas y viejas o antiquísimas canciones.

                Con el Jorge Castro y la Marcia, llevamos a nuestros amigos al terminal de buses y después de los besos y abrazos nos dijimos adiós y nos fuimos a casa a mirar las fotos, en fin, mientras el planeta gira y las nubes viajan, como siempre, como nunca, como ahora, ¿verdad?.