Niños y adolescentes con capacidades diferentes se rehabilitan en Huilo Huilo

by , 30/10/2014

La Fundación Andes Mágico realizó durante la semana pasada su programa de esquí adaptado con instructores especializados en este método de rehabilitación. La actividad cuenta, por tercer año consecutivo, con el apoyo de la Fundación y Reserva Biológica Huilo Huilo.

Tomás tiene 9 años y es autista. Fue uno de los once niños y adolescentes con capacidades diferentes que entre el 19 y el 25  de octubre participaron del programa de deporte inclusivo que efectuó la Fundación Andes Mágico en la Reserva Biológica Huilo Huilo, ubicada en la comuna de Panguipulli. Allí realizaron esquí adaptado, canopy, trekking y navegaron por el lago Pirehueico, entre otras actividades.

La experiencia que vivieron durante esos días fue parte del programa que Andes Mágico desarrolla en varios lugares de Chile para contribuir en los procesos de rehabilitación de niños y jóvenes con discapacidades físicas, psicológicas y sensoriales.

En el caso de Tomás, sus avances fueron sorprendentes, según cuenta  Stefany Araya, fonoaudióloga que lo acompañó durante el viaje. “Los primeros días fueron de adaptación, pero a medida que las actividades iban fluyendo él cambió totalmente, comenzó a sonreír espontáneamente, empezó a comunicarse más, se integró súper bien. A los niños del espectro autista les cuesta interactuar socialmente y el logró ser parte del grupo. Quedé sorprendida. Yo trabajo hace 11 años con niños autistas y lo que vi fue increíble”, relata Stefany.

Mario Fernández, fundador de Andes Mágico, explicó que esta fundación funciona desde 1999 organizando actividades deportivas y recreativas para que los niños y adolescentes que forman parte del programa conozcan otros lugares de Chile, compartan entre ellos y se vuelvan más independientes.

 “Este año participaron niños con discapacidad visual, auditiva, síndrome de Down, autismo, amputaciones y paraplejia que provenían de Neltume, Temuco, Panguipulli, Santiago, Rengo y San Felipe. Los trajimos a Huilo Huilo porque es un lugar espectacular, en que hay una energía especial, que se la da la naturaleza. Aquí hicieron actividades que los ayudaron a vencer sus propios miedos. Fue muy emotivo y potente”, precisó Mario.

Entre otros deportes, practicaron esquí adaptado en el volcán Mocho Choshuenco, con la ayuda de instructores especializados en el tratamiento de personas con movilidad reducida. Esta disciplina recibe este nombre debido a que los equipos que se utilizan se adaptan al tipo de discapacidad de quien los usa.

Ésta fue la tercera vez que la Fundación Andes Mágico efectúa su programa de deporte inclusivo en la Reserva Biológica Huilo Huilo, quien financió la estadía, alimentación y excursiones de los participantes.

No Comments


Please login to comment