Tres senderos imperdibles este verano

Tres senderos imperdibles este verano

by Javiera Epple, 28/12/2017

Si eres amante de las buenas rutas, de los lugares que sorprenden y de la naturaleza, este verano tenemos un par de senderos que recomendarte

Si tus pies viajeros deciden pisar la Reserva Biológica Huilo Huilo en enero, febrero o marzo de este 2018 que está a la vuelta de la esquina, probablemente sea en busca de aventuras. Pero suele suceder que llegas hasta allá y son tantas y tan variadas las alternativas que no sabes ni siquiera por dónde partir. Para alivianarte esa mochila te vamos a contar un poco sobre los senderos que DEBES recorrer en tu paso por Huilo Huilo. Bueno, partimos con un bonus track, el imperdible de todo visitante es el Salto Huilo Huilo, tanto de día como de noche es un espectáculo inolvidable de la naturaleza. Pase lo que pase, vayan a verlo.

Cuando estás frente al salto Huilo Huilo su energía es tan impresionante que hipnotiza. .🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀 🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀🌀 . Te quedas ahí -simplemente- de pie mirando boquiabierto el espectáculo, esperando que en algún momento baje su intensidad quizás o se corte. Pero no pasa, sigue, con la misma fuerza, movido por una potencia invisible tan absoluta como la que bombea dentro de ti. . La naturaleza es maravillosa 🙌🏼✨ . .Gracias a @franciisco_tr por compartir este video con nosotros 🙏🌀 . #saltohuilohuilo #huilohuilo #nature #travel #discoverchile #chile #surdechile #lugaresmagicos #placestovisit #surdechile #naturalezaviva

Una publicación compartida de Reserva Biologica Huilo Huilo (@reservabiologicahuilohuilo) el

Ahora a lo nuestro: los senderos.

El primero de todos y lo ponemos de primero por su fácil acceso, es el Sendero de la Leona. Si estás hospedado en alguno de los alojamientos de la Reserva, este sendero viene incluido. Si vienes de paseo por el día tiene un costo de $2.500 e incluye el Sendero de Los Espíritus. El camino es sencillo y corto, no más de 500 metros por medio del bosque nativo. Avanzas levantando los pies entre raíces de Coihues, Ulmos, Mañios y Arrayanes. El aire es fresco entre las sombras que bailan . La ruta te lleva hasta un deck de madera donde te enfrentas de lleno con la majestuosidad del Salto de La Leona. Su rugido lo escuchas desde lejos, pero no es hasta estar parado ahí que dimensionas la fuerza de ese río que cae infinito, sin descanso, energía pura.

 

El siguiente IMPERDIBLE es el sendero de las Piedras Magnéticas. Aunque muchos creen que el valor de este sendero está en las piedras, la verdadera riqueza está en el camino, pisando un poco el cliché: “Lo importante no es llegar, sino el camino en sí”. Una maravilla de micro mundo, una ruta simplemente asombrosa. La riqueza de la biodiversidad de este sendero es única.  El trayecto además es increíble. Avanzas cerca de 3 horas por entre medio del bosque nativo, un camino angosto que zigzaguea entre árbol enormes, viejos y sabios, llenos de seres que se nutren de sus cortezas. El sendero y el bosque en sí son un espectáculo de la vida silvestre, desordenado y salvaje, con Ranitas de Darwin camufladas entre helechos, con mariposas, con pájaros. Una ruta que hay que saber tomarse con calma. Comienza cruzando el puente colgante y termina ahí mismo. Si eres de los que disfrutan un buen paseo, este es el tuyo. Y ojo: ¡Lleva siempre contigo una botella de agua! Este sendero es necesario hacerlo con guía y tiene un valor de $15.000 pesos.

El último sendero que vamos a recomendar hoy -aunque la lista sigue y sigue- es el sendero de las Cavernas Volcánicas. Esta ruta es sencilla y sorprende con murallones de piedra gigantes, con árboles que parecieran colgar por arte de magia, sus raíces a la vista, sin vergüenza, erguidos y orgullosos entre peñascos casi absurdos. Una mixtura de colores y texturas que vale la pena fotografiar. No olviden llevar su cámara a este paseo. Me parece de mal gusto matarles la sorpresa del final, así que solo agregaré que luego de visitar la caverna, la ruta termina con una sorpresa refrescante y maravillosa. Este sendero puede hacerse con o sin guía, es a gusto del viajero, en el caso de que prefieran recorrerlo por sus propios medios el valor es de $2.500 pesos.

¡A caminar se ha dicho, a descansar la mente activando nuestros pies!