Uso sustentable de la leña

Uso sustentable de la leña

by Consuelo, 15/05/2017

Hace un tiempo que les estamos contando sobre qué consiste el uso sustentable de los bosques. Como ya se acerca el invierno y comienzan a bajar las temperaturas, en el sur es habitual el uso de leña para calefaccionar. ¿Cómo se puede hacer sustentable este recurso energético manteniendo la salud de nuestros bosques? Aquí te lo contamos.

La leña es un recurso energético renovable, sólo en la medida que exista un manejo sustentable del bosque (sin cortes ilegales de bosque), de manera que se asegure el abastecimiento de este recurso y que sea bien utilizada, es decir, seca o con bajo contenido de humedad. Esto, porque la leña húmeda provoca problemas de contaminación y salud debido a la liberación de pequeñas partículas que son nocivas para las personas. A lo anterior, se suma que se necesita mayor cantidad de leña de esas características para generar calor suficiente y así satisfacer las necesidades de calefacción de  la población.

El uso ineficiente de la leña se produce por diversos factores, algunos de ellos son:

  • – Uso de leña, quizás el más relevante.
  • – Utilización de equipos de combustión poco eficientes (chimeneas).
  • – Mal funcionamiento de calefactores de leña.
  • – Usuarios que hacen mal uso de los calefactores.
  • – Mal aislamiento térmico de las viviendas.

La leña al quemarse libera dióxido de carbono, pero si no se quema adecuadamente (combustión incompleta), produce cantidades excesivas de otras sustancias nocivas para el ser humano. Estas sustancias pueden provocar infecciones agudas de las vías respiratorias y enfermedades pulmonares como bronquitis crónicas.

Al utilizar leña seca, en cambio, es posible generar más calor, menos contaminación y utilizar menos leña para generar la energía que necesitamos. Para lograr la eficiencia en este recurso es necesario mejorar todos los aspectos críticos, es decir, el contenido de humedad, utilizar equipos eficientes, mejorar la aislación de las viviendas y educar a los usuarios en el uso del buen uso de la leña seca.

Es por eso, que a todos quienes usen este sistema de calefacción, les pedimos que, antes de comenzar este invierno, revisen estos factores. Por el bien de nuestros bosques y de nuestra salud.